lunes, 9 de noviembre de 2015

De algunas damas...

Siempre es maravilloso tener interacciones con damas, esas mujeres ejemplares, luchadoras y congruentes.

Doña Helen, que parece que los años le huyen, porque me parece igual a la última vez que la vi, que creo que fue en el 2001 cuando falleció mi padre. Ella continúa en luchas de vida, no de salud, sino porque tiene tanta vida. Tuve el privilegio de saber que el papá de Doña Helen era fotógrafo, vi lo que fue su laboratorio y por cuestiones de tiempo, no pude fotografiarlo. Doña Tere, la mamá de Doña Helen, fue otra dama de constante lucha. No la recuerdo, pero lo complicado es que aún me queda pendiente averiguar un poco más, si no mucho, sobre la vida de Doña Helen.

Nuevamente mi mamá, que hasta grato es poder compartir que ya no está en silla de ruedas y que sigue luchando porque mejore su salud. Paso a paso, dice, incluso con su andador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: