jueves, 15 de octubre de 2015

De fotógrafo...

Una amiga y un escritor, ambos mexicanos, se reúnen para conocer algo de La Antigua, así que resultan visitando uno de tantos lugares para beber algunas cervezas. Alguien por allí, hablando de sus creencias, siendo "shute", además de justificarse en todo lo que no permitía que la conversación entre ellos fluyera, resulta que llega a mencionar mi nombre, como supuesto fotógrafo. Supongo que es válido, sobre todo cuando me distancié de esa tradicional forma fotográfica en nuestro país, que me resulta algo religiosa, en la que se busca fama, renombre o lo que sea. Desconozco las intenciones de ese personaje, porque parece que sí es alguien muy conocido en La Antigua. No obstante, lo que sí conozco, o al menos algo sé, es que hay tantos problemas de raíz en la humanidad, que a veces los tres factores en común de todas las culturas, que son religión, música y lenguaje, con frecuencia no tienen nada de común. Me gustaría considerar que en la dinámica de la música, como un pequeño fragmento artístico de la humanidad, tiende a tener mucho más posibilidades de desarrollo intelectual colectivo, que solamente el lenguaje, porque al menos sabemos que históricamente las religiones han implicado más guerras que tolerancia y respeto hacia los demás, por mucho que se predique.

No me considero artista, pero sí me considero fotógrafo en un son musical, en el que a veces me gusta considerar que también son poemas, en cuanto a lo que logro capturar con mi cámara con cierta dosis de ritmo en el que de repente hasta se siente lo que es vivir en todo lo que pueda ser imperfección. Por cierto, nunca he considerado que hay fotografía alguna de mi autoría que sea técnicamente perfecta, mucho menos una fotografía perfecta en todos los cánones artísticos, sean cuales sean. Sí, sigo considerándome fotográficamente ignorante, así como en tantos otros aspectos.



Reitero que no soy escritor, aunque considero que a veces se me sale lo humano cuando logro capturar momentos que como mínimo impliquen sentir.