sábado, 9 de enero de 2016

A distancias, de distancias, también de cercanías...


Niños mueren en algún lugar, en algún momento, en alguno de tantos días, así como ha sucedido en tantos días de tantos años, de tantas décadas. Tantas otras personas, también. Amores nacen y mueren, en algún lugar, en algún momento, en algunos días de tantos años, quizás no en tantas décadas, quizás sí. Lo que implica justicia, no sé si muere o nace, porque la verdad no sé si existe, pese a que la quiera y la desee tanto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios: