jueves, 1 de octubre de 2015

¿De volar?

En un abrir y cerrar de ojos se puede volar. A veces hay hasta ofrecimiento de alas, sin ser necesarias.



Nunca es solo de volar. Hay tanto que se puede hacer con y sin imaginación, como nadar y bucear, entre muchas otras cosas, aunque directamente proporcional a la creatividad, a esa curiosidad de estar viviendo.