lunes, 30 de noviembre de 2015

De cierres y avances...

Fue una tarde en la que hubo reflejos hermosos, hasta sus ojos reflejaban vida. Así como estas fotos fueron en el 2009, así se han dado otras fotos en otros aspectos no románticos... En las diferentes ocasiones, se reflejaba vida, por otras vidas, porque así se fueron por sus propias conveniencias, más de naturaleza material que de naturaleza del corazón. Me arriesgué, en cada caso, porque si no se arriesga, no hay forma de avanzar y aprender.

En esas observaciones del pasado, de tanto vivido, hoy en día haberme percatado de esos patrones dañinos, son de tener presente para evitarlos. Ha sucedido con amistades, así como en otros aspectos.

No cualquiera entiende, así como esta última foto, aunque se puede deducir si se cuenta con la habilidad de hacerlo, de lograrlo, de descifrar. Esta última foto no es fotomontaje, es lo que es con un poco de ajuste de contraste y brillo, con también adecuarle el horizonte, aunque no muy se nota. Lo que es constante en estas fotos es el lugar en el que las tomé, en uno de los lugares más especiales en mi corazón, uno de esos en los que me fascinaría aún tanto más. Ya veremos, ya seguirán más fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios: