viernes, 20 de noviembre de 2015

De lluvias y danzas...

Tantas personas bajo la lluvia, tan pocas se permiten el sentir su caer sobre ellas. Menor es el número de personas que se atreven a danzar en ella, mucho menor las parejas que danzan juntas bajo ella y que a veces hasta lloran de felicidad bajo ella, cuando se danzan hasta con el corazón.