martes, 26 de julio de 2016

De cuestionamientos y suposiciones...



Hoy en día parece cada vez más cercano a lo imposible que expresar una opinión raya en no solo plantear un manifiesto, aunque a veces sean lo mismo, sino que también resulta que es prohibido cuestionar dogmas. Todo dogma es cuestionable, así como todo lo es.

En otra dinámica, lo importante es de que todo cuestionamiento merece ser considerado saludable, sin excepciones, pero cuando los cuestionamientos son considerados como una ofensa y/o amenaza a actitudes y/o tendencias autoritarias absolutistas, solamente es saludable reiterar la perspectiva y/o posición debidamente fundamentada. Redundando, nuevamente, de una u otra forma, cuestionar todo lo dogmático parece merecer una sentencia, condena y/o cosificación, en la que la cualquier posible libertad no existe, dado que las suposiciones tienden a ser más poderosas que los hechos. En resumen, creer es fácil, por lo que no cualquiera cuestiona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios: