viernes, 5 de agosto de 2016

¿Se vive la vida? O, ¿se vive la violencia?



La violencia se manifiesta en tantos matices que ya no sorprende que no hay que hablar, ni escribir, sobre cada suceso nefasto que ocurra. Como que está prohibido hablar y escribir sobre cualquier situación que pueda desatar casos de asesinatos de mujeres, niños, hombres, fauna, flora, solo porque los temas no son bonitos o de agrado. Quizás solo se quiere reiterar, que en otras dinámicas, muchos de nosotros ya estaríamos muertos, o que merecemos estar muertos solamente por cuestionar cualquier situación por levemente injusta que parezca, porque si cada situación realmente es injusta, entonces definitiva y absolutamente, de manera totalitaria, tenemos que estar muertos. Genial y astuta inhumanidad.

Pero, al menos, quizás supongo que aún existe algo de fotografía y algo de libertad de expresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios: