sábado, 6 de mayo de 2017

¿De no poder?


La angustia puede ser desgarradora. Carcomen los nervios de ver tanto despojo de vida, porque en Guatemala, en este hermoso y bello país, como entre muchos, la complejidad es diversa, mas no sorprenden ciertas dinámicas...

No se puede hacer algo fuera de lo común, porque se te humilla.

No se puede tener libertar propia, de esa interna, porque resultas ser del diablo.

No se puede expresar con libertad, porque se te castiga.

No se puede cuestionar, porque a los dioses no se les cuestiona.

No se puede fotografiar, porque te arriesgas a que ni tu autoría se respete, no digamos más. Y, si haces fotos, tiene que ser como muchos otros, no puedes tener tu propio lenguaje fotográfico, pues es pecado capital.

No se puede saber algo que alguien no sabe, tiene que ser como mínimo, igual que lo que se supone que se debe y tiene que saber. Y, si no sabes lo que se supone que debes saber, entonces vienen las etiquetas de ignorante, inculto, no viajado, no conocedor, no tener temas de conversación, etc.

No se puede compartir, porque tiene haber más que solo eso, así que mejor evitarlo. Compartir ya parece sinónimo de sacrificar.

No se puede conversar, hay que discutir y debatir.

No se puede morir, sin pedir permiso. Ni se supone que mi padre murió por una embolia en la carótida derecha interna, porque se supone que no existe esta última.

No se puede aceptar lo que no se entiende, porque hay que aniquilarlo de una o de otra forma, incluso metafóricamente.

No se puede respetar, porque hasta algo tan elemental puede ser corrompido, rayando en que hay que estafar para ser de "respeto".

No puede existir el respeto genuino, sin miedo, sin tabúes, sin prejuicios.

No puede haber algo genuino, porque las suposiciones ponderan más que la realidad, algo así como amistad entre hombres y mujeres, o no tener hijos, o no querer casarse, etc.

No se puede ser hombre, ni mujer, en este contexto patriarcal, porque puedes ser poco hombre o poca mujer si eres diferente, hasta puede que resultes siendo estereotipado de misógino(a) o misándrico(a). Ni te sorprenda que hasta de ambos.

No se puede tener amor propio, porque se te condena de egoísta, aunque son cosas diferentes.

No puedes nutrirte de lo saludable de vivir, porque no es saludable ser diferente.

Así y más, tiende a despojarse la vida, deshonrándola. Le pasa también a la muerte. Y, así también, cada quien interpreta todo, acorde a su consciencia.

En el cansancio y agotamiento de uno perdido en su introversión, esto quizás sí se entienda... https://www.youtube.com/watch?v=nkk-O3OdsW8

Lo demás, puede bien ser irrelevante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios: