lunes, 27 de julio de 2015

De amar...


Chavelita fue rescatada, por alguien especial, y da buenos dolores de cabeza, mas no de corazón. Chavelita tiene su propia y particular forma de expresar su amor hacia sus seres queridos, mordiendo. No muerde duro, a menos que su deseo por jugar sea tremendamente alto, que es cuando muerde duro, aunque no cause herida alguna. No hay que jugar en exceso, nos enseña, porque se emociona de tal forma que con su correr pierde control y se choca contigo.

Pese a que puede ser brusca, y obviamente imprudente, ya no recuerda lo que sufrió porque le pesa más amar.

A veces ella así enseña: amando.