jueves, 27 de agosto de 2015

De anécdotas...



No recuerdo cuándo fue la última vez que vi al colibrí de arriba. Me gustaría pensar que logró encontrar algún otro lugar en el que los demás colibríes no lo violentaban. Por muy hermosas que sean esas aves, la realidad es que son muy territoriales, competitivas, agresivas y a veces hasta burlonas. Hay aún más en lo que es su comportamiento y otros aspectos de su biología. Sin embargo, la naturaleza siempre nos muestra tanto, que es apenas cuestión de observar y aprender.