lunes, 31 de agosto de 2015

De quedarme...


Me quedo y me quedaré con todo lo que me implique momentos dignos de celebrar, no como se dice en buen chapín: chingadera loca.

Me quedo recordando esos momentos en los que bailábamos y cantábamos, en son de compartir lo que es amistad saludable. Son momentos que quiero que se sigan nutriendo, que sigamos en son de esa amistad que también implica compañerismo, con esas dosis de solidaridad, con esas dosis de profundidad de corazón, de todo lo que deja un buen "sabor de corazón".