jueves, 10 de septiembre de 2015

¡Salud!


En este año, vamos viendo algo de lo aprendido, en el que no ha sido solo de recuperar el corazón, el amor propio y la auto-estima, sino también de ser más cuidadoso en evitar a personas narcisistas que hasta puedan resultar con dosis psicópatas o sociópatas, porque también ha sido de recuperar las canciones cantadas y bailadas, en un son de baile y canto bajo la lluvia.

La introspección, me es dinámica y liberadora. En el fondo no estaba perdido, ni desubicado, solo navegando por navegar en algunos momentos, ahora diciéndole a la vida y a la muerte: ¡Salud! ¡Brindo por quienes están más cerca, por las personas que se nos han muerto y por quienes no están en mi corazón! ¡Por quienes dejan un buen sabor de corazón, salud!