martes, 9 de febrero de 2016

Otra despedida...


Travieso, juguetón, atento, curioso, a veces algo payaso, noble, alegre, con impresionante fuerza, pesando quizás más de 120 libras, no pudo ser detenido por su última pasión. Se escapó por última vez y en una carretera la muerte pasó y se lo llevó.

Adiós compañero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios: