miércoles, 9 de marzo de 2016

¿De lo inentendible tratando de ser descriptible?


Algunas veces me han preguntado sobre cómo me describo, nunca logro responder conforme a lo que se espera... Hoy en día quizás puede ser algo así como sencillo, pero no común en son de varios aspectos como lo fascinado por lo saludable de la vida a lo Eduardo Galeano, Jean Rostand, así como con dosis de fuerte influencia de Don Bach, Don Vivaldi, Don Mozart, Don Haydn, Don Beethoven, y otros artistas más recientes (en particular Sting y los de Rush, Pink Floyd y otros pocos, como Don Blades), a la vez en calidad a lo Cinema Paradiso, combinado con una personalidad a lo Draco (de "Dragonheart", por cursi que lo parezca), con esa Doña Di Franco que me vibra tanto a una Doña Juana Inés de la Cruz, con las que un Don Gould quizás les hubiera interesado leer, pero rompiendo esquemas que ya quisiera yo romper en compañía de cierta fotografía que también me respira y nos respiramos en un posible relativo unísono de lo que es vivir, porque entre tanto, nos acompañamos en lo saludable, al menos quizás un poco y que ojalá que se pueda mucho más porque tampoco es en cuanto a compartir el corazón en cantidad, sino en calidad saludable a lo Draco con fundamentales dosis a lo Don Sagan y Don Hawkings.

Tengo la impresión, por enredado que parezca, de que hay dos personas que entienden completa y absolutamente lo anterior, tanto literal como metafóricamente, dándole el privilegio de la duda a otras pocas más. En fin, todo se puede simplificar en respeto.


Hago constar acá que la música, poesía, ciencia y demás artes, solo se me traducen a veces en la fotografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios: